Título del Proyecto: Anteproyecto Centro Deportivo, Recreativo y Cultural del Parque Metropolitano El Tunal

Tipo: Concurso público – Deportivo

Estado: Propuesta

Cliente: IDRD, Alcaldía Mayor de Bogotá D.C

Localización: Bogotá D.C, Colombia

Área: 9.790 m2

Año: 2017

El Centro deportivo, recreativo y cultural El Tunal se estructura a partir de un sistema de circulaciones o red peatonal que permite su integración al parque existente mediante los ingresos propuestos; su implantación, disposición y desarrollo del programa arquitectónico a partir del nivel -3.50 (piscinas, polideportivo, zona recreativa, zona cultural, zona deportiva y zona de alimentación) permite la liberación del espacio público en el nivel 0.00 (nivel del parque y su contexto inmediato). La amplitud de los espacios libres en articulación con el funcionamiento de las actividades propias del equipamiento en este nivel 0.00 (plazoleta de comidas, administración y locales comerciales) generan la activación social del lugar, dándole una vocación de espacio de socialización y encuentro ciudadano.

El programa se desarrolla a partir de varios módulos a desnivel con alturas máximas de 7.00 metros libres, conectados por circulaciones y nodos (patios y vacíos) públicos articuladores de cada ambiente deportivo, recreativo, de servicios y cultural; su accesibilidad se da en coherencia con los controles del equipamiento y al flujo peatonal y de bici-usuarios, el primer control se dispone sobre la vía Mariscal Sucre y un segundo acceso en correspondencia con la rampa del puente peatonal sobre la Av. Boyacá, adicionalmente se plantea una plaza de acceso que conecta con la portería actual del parque.

El proyecto se vincula al Parque Metropolitano El Tunal y a la ciudad a través de las conexiones peatonales establecidas en el nivel 0.00. El complejo funciona por sí solo, es decir su implantación y funcionamiento es autónomo, en la medida que, su accesibilidad está determinada por rampas y escaleras que se conectan con la estructura peatonal interna, estos elementos o puntos fijos al igual que las circulaciones disponen de características que garanticen la movilidad segura de todo tipo de beneficiarios, personas con o sin condiciones de discapacidad. El proyecto hace un aprovechamiento del servicio de estacionamiento definido por una bolsa de estacionamientos existente, localizada en el costado norte del Parque el Tunal, mediante la disposición complementaria de senderos peatonales que conducen hacia el equipamiento.

Las características de implantación con baja incidencia de ocupación y en coherencia con la continuidad del espacio público del Parque El Tunal, al bajar gran parte del programa arquitectónico al nivel -3.5 permite la liberación y continuidad del espacio público existente, respondiendo en su configuración de forma respetuosa por la vocación del lugar y permite disfrutar de una visual que se abre hacia los cerros orientales. La oportunidad de disponer de una alameda como elemento natural en función de la transición entre la ciudad y el Parque Metropolitano El Tunal, delimita el frente compartido del anteproyecto arquitectónico (etapa 1) y el esquema de intervención (etapa 2), así mismo, el equipamiento apuesta por generar un alto índice de vegetación, más allá de un cerramiento, consolidando un espacio público lineal para el servicio ambiental y urbano del lugar.

La viabilidad constructiva se basa en un anillo de contención perimetral al polígono de implantación (-3.50) y la implementación de una modulación elemental y práctica, a partir de un sistema estructural de pórticos en concreto para el caso de los módulos más pequeños y estructura metálica para los módulos más representativos en su escala. Los edificios con mayor extensión con respecto a sus áreas (piscinas, polideportivo) cuentan con un sistema de cubiertas livianas, mientras qué, el área cultural, recreativa, deportiva y de servicios disponen de cubiertas verdes que proporcionan la introducción de la vegetación al lugar por medio de los patios.

Sustentabilidad y perdurabilidad

La materialidad del proyecto garantiza la perdurabilidad y la esbeltez, la utilización de materiales como el concreto, la estructura metálica y fachadas en vidrio facilitan su mantenimiento en el tiempo.

La línea de lo público y lo privado no se visualiza, la concepción del proyecto le apuesta a la relación directa del espacio interior con los espacios conexos o integradores de articulación como patios, ágora, vacíos y espejos de agua. La ludoteca y salón de juegos infantiles se complementa con una zona de extensión a partir de un patio exclusivo para el desarrollo de actividades propias para la infancia, la materialidad de la fachada (vidrio) permite el control visual y la seguridad de los niños. Este criterio también es aplicado en el área cultural (exposiciones, salón de danzas, salón de artes, salón múltiple), el área deportiva (gimnasio), en el área del polideportivo (ágora /extensión de la tribuna) y en el área de alimentación (área de mesas). Las áreas de piscinas tienen la intencionalidad de relacionarse más con el parque que con el frete urbano, su modulación es independiente y su volumetría es la más representativa del complejo, sin embargo, su escala no predomina la visual del proyecto, es decir, el complejo es austero en su ocupación y altura con respecto al nivel de la plaza.

La configuración de las fachadas permite una multiplicidad de relaciones no solo con el parque sino con la totalidad de su entorno, la arquitectura permite la permeabilidad e iluminación del espacio proporcionando seguridad y control social a partir del desarrollo de parte del programa a nivel de la plaza de acceso. Adicionalmente se dispone de un control y apoyo de seguridad tanto a nivel de espacio público como en el nivel -3.50.

El planteamiento bioclimático del complejo está enfocado en la implementación de sistemas sencillos desde principios constructivos que permitan la expulsión del aire caliente y la ventilación natural mediante la disposición de sus cubiertas, hasta la implementación de sistemas de optimización del consumo energético a partir de la utilización de paneles fotovoltaicos y sistemas de recolección de aguas lluvias para la reutilización de las mismas con fines de riego o complemento al ciclo sanitario.

La calidad paisajista se da en la generación de escenarios vinculantes tales como plazas. alamedas y circulaciones o cubiertas transitables que permite el proyecto al disponer de su programa en un nivel inferior al natural, haciendo del complejo deportivo, recreativo y cultural un lugar que da paso a la continuidad del sistema de espacio público del sector del Parque El Tunal. La vinculación directa con la oferta de equipamientos colindantes y al fortalecimiento de los servicios urbanos colectivos que requiere los proyectos de vivienda circundantes, configurando así la intencionalidad principal del desarrollo de un complejo integral donde la ciudadanía es su principal protagonista.

Contrapunto taller de arquitectura | calle 41 # 11-05 Oficina 205 Bucaramanga, Colombia

+57 318 521 8700   +57 316 4982024  +57 7 6708374

work@cpta.com.co